Muertos dos piratas de carretera tras enfrentarse a funcionarios del CICPC

En relación a una investigación relacionada con un robo de 300 millones de bolívares a una empresa de tabaco, condujo a los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas a dar con el paradero de una banda de piratas de carretera conocida como “Los Escoltas”, vinculada en esos hechos en los municipios Girardot y Mario Briceño Iragorry.

El comisario Luis Guevara, jefe de la Subdelegación de Maracay, manifestó que el trabajo de campo y seguimiento, se inició en la madrugada de este martes en tres sectores simultáneos.

Dijo que el primero de ellos se llevó a cabo en una residencia ubicada en la urbanización Santa Elena, en Palo Negro, en donde aprehendieron a José Ángel Castillo Hernández, de 24 años de edad.

Este individuo, conocido en su mundo como “El Pitillo”, hijo de un alto militar, y que gozaba de un beneficio de casa por cárcel, en sus acciones delincuenciales, conducía una camioneta Chevrolet, modelo Vitara, de color verde, placas GBV19U.

Trasladaba a sus compinches a los sitios, donde “pegaban” a los conductores de camiones de carga pesada y luego de allí, las comisiones se desplazaron a la prolongación de la avenida Aragua, en La Morita, específicamente en Los Jardines.

Al momento de avistar a uno de los integrantes de la organización y darle la voz de alto, Heubert Eduardo Ramírez Gil, de 27 años, identificado con el remoquete de “El Rasta”, cayó herido y en el traslado a un centro asistencial dejó de existir a los pocos minutos.

Guevara apuntó que el sujeto perteneció a la Policía Nacional Bolivariana y salió de esa institución debido a su conducta irregular. Por espacio de 7 meses trabajó como escolta para la Bigott y en ese tiempo conoció en detalles el sistema de distribución del producto.

Simultáneamente a ese procedimiento, en La Pica en Palo Negro del municipio Libertador, se registró otro evento similar, donde salió herido otro exfuncionario de la PNB, identificado como Julio Alexander Toro Armas, de 24 años de edad, conocido con el alias de “El Zorro”.

Se confiscó un revólver y otras evidencias de interés criminalístico. Los exfuncionarios interceptaban a los conductores de camiones y venían operando desde el mes de abril del 2016 y hasta la fecha acumularon un monto de 300 millones de bolívares fuertes en 13 asaltos, señaló.

El comisario Luis Guevara, acompañado de Richard Figueredo, jefe de Investigaciones y el inspector Pedro Hernández, jefe de la Brigada de Hurtos de la Subdelegación de Maracay, apuntó que en la actualidad andan tras la búsqueda de “El Burro” y otro individuo aún sin identificar.

Fuente: El Siglo

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
foto | RAFAEL LOZADA

Autor de la publicación

Deja un comentario